Todo lo que podemos percibir es diseño, incluso nuestro cuerpo. El mejor diseño es aquel que hace más sencilla la existencia humana y, al mismo tiempo, permite la existencia de la naturaleza. Diseñar es tomar de entre todas las posibilidades, la más viva e íntegra.